jueves, 8 de enero de 2009

Poema para ver a través de un vaso en tres actos

Primer Acto


Un hombre niega su ceguera a través del vidrio de ese vaso
su ojo grande y negro parece un pez boqueando que irrumpe
el haz de un arco iris y luego en el relámpago pupila al fondo
los que están a su alrededor le temen pero él piensa que es afortunado
se pone en modo manos libres de codos raspados y rodillas con artrosis
y ya nada tiene importancia porque todo se diluye en esa vacuidad
en el olor rancio del tabaco que me deja sola y ese hombre.
Abandoné los poemas largos por eso esta confusión de remar contracorriente
de buscar lo opuesto hasta la cuenca banal del deseo
de encontrar las palabras que lo expliquen que lo nombren.
Ese pez es un batiscafo explorando las aguas turbias del mundo
pero suceden cosas demasiado tristes al oeste del mundo
como ese hombre pequeño y miserable que se relame los dedos
que hunde su mirada en los fondos de esas aguas y se quema.
Las cosas son así mientras bailamos cumbia y nos pisamos los pies
no es un poema largo es la carta que escribo para perdonarme.
Tres mujeres entran sonrientes, enormes, hambrientas hurgan cada detalle
mientras hablan en voz alta la afonía y el frío de sus días.
Un hombre de camisa regentea el llanto escondido entre sus senos.
Todas las noches Ellas bajan las escaleras de un hotel en Rivadavia
ya no importa si es la calle más larga del mundo cuando lo que se extiende es la noche
en la espina dorsal de esos movimientos vestidos de polleras cortas y nailon
de tacos que crujen y se quiebran al igual que los huesos cansados mientras la música sigue
y las risas aumentan en una tumba que mira hacia el oeste
como nuestros rostros que esperan ciegos a través de un vidrio poder sentir el sol.

Segundo Acto


Hubiera querido creerme a salvo pero acá los pobres
venimos después del trabajo y un parrillero cocina choripan, el local se ahuma y pedimos otro vino.
Un hombre tambalea en medio del salón, hace equilibrio, nadie lo mira es como si fuera
una veleta haciendo su trabajo en manos del viento.
Se abre la puerta nuevamente y alguien que trae el frío consigo, entra y pide urgente una ginebra
sabe que puede beberla con soda y limón para que la noche se estire
como el consuelo de esta vida que oscila dulce entre el limón y la caricia de un cigarro.


Tercer Acto


Un hombre deja que su ojo triste navegue detrás del vidrio
el vaso muestra el hielo derritiéndose como los polos en el caos de la negligencia
del pensamiento del ojo de ese hombre que también se cree a salvo.
Hay demasiada soledad por eso se acerca y susurra algo en el oído de una mujer
que luce el poema más corto y no lleva puesto un haiku, lleva consigo una herida
guardada dentro de una cartera barata.
Mi ojo a través del vidrio grueso y opaco del vaso es como un pez
que mira desde la jaula del cuerpo el cardumen y se queda perplejo
el pez observa desesperadamente porque así viven los peces entre la amenaza de la boca.
La mujer con los zapatos despegados y el hombre con su rostro grasiento
se acomodan en una mesa y el ritual para justificar la muerte ha comenzado
encienden cigarros, piden un vino, y nadan probando el ripio del fondo de ese mar azul que es mentira.
Ellos entonan la canción de la catástrofe porque no pueden
detener el líquido corriendo por el esófago, ahogando los pulmones.
Jamás se cierra la puerta que está sobre la calle Rivadavia
el cartel de neón rojo tiñe sus cabellos de espuma y algas de mar cuando llegan
como los sueños, como la sangre y el tiempo de los que pasan y no lo saben y desaparecen en la esquina.
Los peces a veces se encuentran pero casi siempre andan solos por el océano
callados, ensimismados como los ojos nuestros a través de estos vasos
en ese pequeño océano donde vivimos eternamente el naufragio
ese filamento de estrella fugaz ardiendo en la pupila de estos pobres peces
que son capaces de dar su vida por un sueño o la caricia de un coral.



Valeria Zurano

Este poema ganó el Primer Premio de Poesía del Concurso Literario Leopoldo Marechal 2008, de la Municipalidad de Morón, Prov. de Buenos Aires

2 comentarios:

graciela dijo...

Contigo miramos la vida sin velos,sin vidriados imagenes,de cara a la realidad para transformarla como harina y agua en pan con tu levadura,la que nos ofrecés en cada escrito,la palabra tiene poder,tu poder está en la valentía de no escatimarla...para que con ellas rujamos a los temores,inseguridades,supuestos imposibles que no hacen más que mantener todo inerte y al estar inerte nada cambia y no se evoluciona.Cualquiera escribe y habla todos tenemos un LENGUAJE un idioma,pero no todos TRANSMITIMOS tu decir Vale,tu TALENTO ES REAL,no dejes de depositar semillas,LAS PALABRAS,las que conocemos desde niños y sin embargo NO ESCUCHAMOS,SON ECOS EN LADERAS FRIAS DEL ALMA,entonces el deshielo lo provoca el volverse al centro mismo a una misma,ESCUCHARNOS,DESPERTAR,DESACElERARSE,romper ese vaso contra el piso del SISTEMA,ese vaso es el sistema la pecera en la que nos metemos por opción cuando no actuamos como tus peces,"PECES CAPACES DE DAR LA VIDA POR UN SUEÑO O LA CARICIA DE UN CORAL"...Somos peces buscando ver la sirena,el coral;el fondo del mar es tal vez lo más bello y luminoso que existe es nuestra alma misma,llegando al fondo y partiendo de él,llegaremos alto ese laberinto no nos pierde ni enreda ni agobia,en espiral nos evoluciona de dentro a afuera,entre seres marinos,los otros,entre colores;nada inhóspito el viaje,es seguro el trayecto porque se trata de conocerse a si misma,de aceptarse tal cual se es,sin competir ni presionarse ante las presiones y el perfeccionismo que nos torna lo que no somos por emular lo que no somos en esencia.Tus peces,viven y mueren LIBRES,la ideología no libera,sólo repite en las mentes y lenguas,el mandato estructurado sistemático aprehendido para ser ESCLAVAS de palabras mandatarias.Vida y muerte pasos requeridos para girar la rueda de plano en plano,atravesando de a pie etapas cuerpos que nos visten la misma alma apariencia de huesos y pieles,pero la misma alma sedienta de volver al centro desde donde se parte en esos espiralados trayectos para salirse de si misma dejando huellas en el entorno.
Valeria Zurano,un nombre entre la multitud,un rostro entre la muchedumbre que ha dejado la señal de lo valioso en mi y en tus seguidores,TU VALOR,sólo letras enlazadas construyendo castillos fortalezas de bienestar,el don de la PALABRA que abre surco que sana.GRACIAS POR HACERNOS DESPERTAR,ACCIONAR.Para qué explorar otras corrientes de agua teniendo la propia vida,el propio mar en el que inmersos estamos sin aprender a nadar por temor a no ser lo que somos,pretendiendo surcar terreno ajeno,tierras ajenas,cielos ajenos.TUS PECES VALERIA,ciegos aún teniendo ojos sanos,por esa maldita costumbre de ver con los ojos ajenos y amoldarnos a lo que ordenan los mandatos el sistema que nos ve siervos de renglones que escriben con nuestra sangre,nuestros días,nuestra piel,nuestros huesos doblados artrósicos por optar llevar el peso cargas para ser LA NORMALIDAD LO NOTORIO,es decir desposeernos de nuestros sueños y en vez de escamas,aletas,permitir que NOS SELLEN NOS ENLISTEN HEDIONDOS EN LAS REDES para las cuales no nacimos,libres de optar avanzar entre otros peces,SIEMPRE NOS ENCONTRAREMOS LOS PECES,porque para eso nacimos:EL ENCUENTRO,LA COMUNIÓN ...nos esperan corales,nos esperan caricias,nos esperan cantos marinos,PARTIENDO DE NUESTRA PROPIA VOZ LA PALABRA EN NUESTRAS BOCAS MISMAS,LA PALABRA QUE COMO ORDEN SE TORNA SENTENCIA,SEPULCRO PECERA,ENCLAUSTRARSE,REFRENDAR EL VACIO EN LA MEDIDA DE NO LLENARNOS LOS OIDOS DEL VERDADERO SIGNIFICADO DE ESTAR VIVAS...No se puede volver atrás,hay que RECUPERAR EL TIEMPO PERDIDO.Como aves y peces enlutados empetrolados,rasguemos lo tóxico de nuestros cuerpos,volemos alto,nademos profundo,DESCREYENDO DE IMPOSIBLES,NADA ES IMPOSIBLE si nuestra misión es merecer alas y aletas,NO DEJES DE SOÑAR,REPRODUCIR PECES CON HAMBRE DE CONCRECIÓN DE VIAJES DE SUEÑOS.Saquémosnos las mochilas,ese tóxico hediondo negro el pasado,los temores,las culpas.El pez muere por la boca,pero la boca emite sonidos para matar desterrar aniquilar la supuesta creencia de que nada tiene valor y reina la muerte anticipada.TUS LIBROS,VOS MISMA SOS LETRA CONVERTIDA EN AVE EN PEZ.NINGÚN HURACÁN puede ahogarte,ni llevarte de bruces a espacios ajenos a tu esencia:tu luz misma.Si la vida se caracteriza POR LA MOVILIDAD,EL MOVIMIENTO,no dejes de VIVIR,riendo,comiendo,escribiendo,amando,jugando,abrazando,sintiendo QUE SOS DE VALOR VALERIA,porque lo dicen tu sueño tu voz tus manos tus huesos,tu piel tu mirada.ESTÁN PERDIDAS LAS CAUSAS Y METAS DEL SISTEMA que pretende hacernos creer que van a perdernos,doblegarnos.VAMOS ZURANO,ARRIBA,ADELANTE,MILLONES TE NECESITAMOS,Y TU DECIR NOCHE SI NOS SIRVE;si la utilidad de portar un cuerpo es para EVOLUCIONAR Y DISFRUTAR,eso que no nos enseñan DISFRUTAR SIN CULPAS,entonces en marcha todos a usarnos estos cuerpos para volar,nadar,reir a carcajadas,ensuciarnos las palmas de arena de barro construyendo castillos DE CREDIBILIDAD VALEMOS ESTAMOS DE PIE SOSTENIDOS NO POR HUESOS NI POR PIELES SINO POR AMARNOS A NOSOTROS MISMOS DESPUÉS DE CREER QUE VALEMOS.Cada una en su puesto,NADIE PUEDE REEMPLAZARNOS.
Acá no hay ripios,ni banalidades expresivas,ZURANO QUE NADA TE DETENGA.
USTED escritora ES REINA DE SU CASTILLO,nadie puede destruirlo,ni usted misma,porque alberga a muchos de nosotros y es vecina lindera al castillo ajeno al mio y al de los demás que edificamos y en el que estás visitándonos con tu decir.QUE LA NOCHE NO DIGA BASTA NI FIN,QUE EL DECIR NOCHE NO TRADUZCA MÁS QUE ESTRELLAS Y CANTOS ALADOS QUE NOS CUBRAN LOS CUERPOS VELEN NUESTROS SUEÑOS,ACAMPANDO PROVISORIAMENTE bajo el cielo testigo de nuestras presencias atemporales.No es negra la noche ni el Decir Noche mientras TU VOZ ordene convincente de que llegará el alba.
Mis respetos Valeria Zurano.
Mónica Salas

juan pablo dijo...

me gustaria tener un contacto cercano, con vos..